SUTEP: 1° DE AGOSTO: ASAMBLEA NACIONAL DE DELEGADOS
'SUTEP LA LIBERTAD 31 DE JULIO: ASAMBLEA DE DELEGADOS DEL SUTEP LA LIBERTAD '
SUTEP TRUJILLO: Fendepillos: otro intento anarquista de liquilar al SUTEP
¡UNIDAD PARA LUCHAR,UNIDAD PARA VENCER!

domingo, 22 de junio de 2014

Fendepillos: otro intento anarquista de liquilar al SUTEP

Cerca de cumplir 42 años de fundación del SUTEP, surge el anarquismo pro patronal exigiendo la liquidación de tan histórico gremio. Para ello utiliza diversos mecanismos y clama apoyo del gobierno de turno. Su última exigencia es la "nulidad de pleno derecho y cancelación de la anotación del SUTEP en el registro de organizaciones sindicales de servidores públicos (ROSSP) del Ministerio de Trabajo y Fomento del Empleo"; solicitud presentada por Ángel Enrique Matos Castellares el 2 de mayo de 2014.

En verdad, don Angelito no hace honor a su nombre, como aclararemos posteriormente. Bueno, justifica su petitorio argumentando que el SUTEP reconoce la lucha de clases como principio rector de su accionar sindical. ¡Qué tal descubrimiento del tal angelito! Parece que fue ave de paso en la Universidad. Desconoce que el concepto de clase social surge desde tiempos inmemoriales, tal como nos recuerda Theotonio Dos Santos (2006, 7):

 "El concepto de clase social no fue una creación del marxismo. Desde la antigüedad griega, por ejemplo (y aún se puede encontrar documentos egipcios donde se plantea la existencia de clases en la sociedad). Aristóteles divide la sociedad esclavos y hombres libres. Además, en la Políticadivide los ciudadanos en pobres, clase media, y ricos. En este mismo libro, Aristóteles establece relaciones entre formas de gobierno y predominio de ciertas clases sociales. También entre los patriarcas de la iglesia, según Ossowsky, era bastante nítida la conciencia de una sociedad esclavista que se presentaba junto a la idea de la igualdad social. Los actos de los Apóstoles y el Nuevo Testamento están llenos de referencias a las clases sociales, siempre observadas desde el punto de vista de la relación entre pobres y ricos o de las relaciones esclavistas".

Al respecto, existen numerosos ejemplos sobre el fantasma que quiere hacer desaparecer el tan terrible angelito. Pero el problema no se centra en tal fantasma. El asunto es que el anarquismo conarista "pide a gritos hacer lo que sea para reprimir, disolver, liquidar al SUTEP" (Breña, 2006); vano deseo que los emparenta con la ultraderecha y el fujimorismo.

Lo que une a los anarquistas, ultraderechistas y fujimoristas es su odio visceral al SUTEP, ya que es un obstáculo para concretar la privatización de la educación acorde el reino neoliberal en que vivimos. Por ello, como las calumnias, las diatribas y mentiras no han surtido efecto, han abandonado el SUTEP y hoy hacen coro con todos nuestros enemigos para liquidarnos y avasallar al magisterio nacional.

No subestimamos al enemigo, sin embargo resaltamos que tenemos una rica historia de lucha en la escena nacional. Por ello, recordamos lo que escribió Rolando Breña cuando sufrimos la arremetida de los neoliberales y sus socios anarquistas en 2006: "Pretenden destruir al gremio que siempre los defendió, que enfrentó dictaduras, mientras los mandamases de hoy atisbaban medrosamente desde ventanales de finos vidrios desde sus cómodas residencias…".

De tal manera, la lucha multifacética lo hemos asumido desde nuestra fundación. Nadie nos puede acusar de haber pactado con gobierno alguno. Siempre estuvimos al frente de la lucha anti dictatorial, mientras otros jugaban a las escondidas. Por ello, nuestro recordado maestro José Ramos expresó, cuando cumplimos 40 años de lucha junto al pueblo, lo siguiente:

 "No es casual que el filósofo Luis Felipe Alarco, cuando fue Ministro de Educación en 1980, dijo que durante los 12 años de la dictadura militar de 1968-1980 fue el SUTEP el que había salvado la dignidad nacional. Le costó el cargo, pero decía la verdad. En estos años se sigue escuchando y leyendo opiniones que tratan de negar a los maestros el derecho de participación en la vida política del país, idea oscurantista que tiñe también el proyecto de reforma de la ley magisterial que el gobierno "nacionalista" ha puesto en manos del Congreso de la República".

El accionar heroico y sublime del magisterio peruano organizado en el SUTEP trascendió en la escena nacional; ya que en los anales de la historia del Perú, a partir de la década del setenta, se le considera como un referente en los diversos fenómenos sociales y culturales. Por ejemplo, en torno a la literatura, el escritor Tomás Escajadillo (1992, 96) considera que:

 "Un punto ilustrativo sería, por ejemplo, el papel del maestro. En los textos de Rivera Martínez y quizás en los de Yauri Montero, se presenta la tradicional figura del maestro: miembro de una familia importante, que apoya el orden establecido y muchas veces no enseña nada a sus alumnos y los aprovecha para actividades manuales que le producen utilidades. Este sería el maestro o la maestra de antiguo cuño. Pero, en la narrativa posterior, la de Pérez Huarancca o Huamán Cabrera, ya aparece la imagen del maestro sutepista. Son otros tiempos. Por eso, el referente de la existencia del SUTEP y la importancia de los maestros en todo el país es ya reflejado en la realidad de los nuevos escritores".

Empero, no solo hemos desarrollado la lucha sindical, política e ideológica, sino también la lucha pedagógica. Al respecto, traemos a colación lo manifestado por el ilustre maestro Walter Peñaloza Ramella (2000): "En estos momentos existen tres propuestas para afrontar la educación en el Perú: La formulada por los técnicos del Ministerio de Educación; la del Foro Educativo; y la del SUTEP. En mi opinión, la más acertada, con ciertas modificaciones, es la del SUTEP; porque se acerca a las necesidades nacionales". 

Finalmente, señalamos que los fendepillos no se han equivocado en designar a don Ángel Enrique Matos Castellares para el juego sucio de exigir la anulación de inscripción del SUTEP; ya que, este sujeto es un especialista en afrontar procesos administrativos, debido a su carácter violento y prepotente. Su última AGRESIÓN lo cometió contra su alumna B.P.E.O. (15) en la IE 7062 "Naciones Unidas" a fines del 2012. Por ello, se le instauró proceso administrativo, de acuerdo a la RD UGEL 01 N° 1306, de fecha 25 de marzo de 2013 y se ordenó interponer la denuncia ante el Ministerio Público por maltrato físico y psicológico a la estudiante, cuyas iniciales se ha mencionado anteriormente. ¡Qué tal joyita de los fendepillos!

¡QUERRÁN MATARLO Y NO PODRÁN MATARLO!

Referencias:

1)      DOS SANTOS, Theotonio. (2006). Concepto de clases sociales. Venezuela: Fundación Editorial el perro y la rana. Pág. 7.

2)      BREÑA, Rolando. (2006). Muerte al SUTEP. Lima: Diario Correo (28/12/2006).

3)      RAMOS BOSMEDIANO, José. (2012). A los 40 años del SUTEP los maestros peruanos siguen luchando. Lima: Vanguardia Magisterial.

4)      ESCAJADILLO, Tomás G. (1992). El indigenismo en la literatura. En: Hombres de letras. Historia y crítica literaria en el Perú. Lima: Ediciones Memori Angosta. Pág. 96.

5)      PEÑALOZA, Walter. (2000). Siglo XX: Balance de nuestra educación. Ponencia en Encinas 2000. Lima, Editora Magisterial. Pág. 200.

 Fuente: http://sutelima.org/noticia/33-fendepillos-otro-intento-anarquista-liquilar-al-sutep#.U6entn8mSv4.facebook

24 DE JULIO: V ASAMBLEA NAC. DE DELEGADOS DEL SUTEP(LIMA)
Hide Box